Quiénes somos y porqué lo hacemos…

Jordi Coll, editor de Amaníaco

Cuando los que hoy estamos en Amaníaco éramos unos jovenzuelos (de eso hace muchos años, claro) en los quioscos había revistas de cómics, de tebeos o de historietas. Incluso había más de una y más de dos, y tenías que rascarte las meninges (y el bolsillo) para decidir cuál comprabas.

Han pasado los años y el panorama ha cambiado (para peor): nosotros tenemos más canas y los quioscos menos revistas de tebeos. Apenas un reducto de incondicionales que se resisten a desaparecer. Dicen que alguien ha matado a los tebeos y algunos señalan a la tele, a los videojuegos o los mangas entre los sospechosos. Pero nosotros nos resistimos a dar por muertas a las revistas de historietas y estamos convencidos que todavía hay un público para los tebeos si éstos consiguen el pequeño milagro de contar historias que comuniquen con el público. Historias de hoy para el lector de hoy.

Los autores que viven de la historieta en nuestro país pueden contarse con los dedos de una mano (y aún nos sobran dedos para otros menesteres). Muchos dibujantes se ganan la vida haciendo publicidad o storyboards y muchos guionistas han visto que su futuro era escribir para la televisión. Pero los dibujantes de historietas existen. Tal vez les faltan revistas en donde publicar, sí, pero no les faltan ganas y su trabajo lo demuestra.

Por eso en Amaníaco les hemos invitado a participar en esta nueva aventura de nuestra (vuestra) revista. El resultado está en el primer número de la nueva etapa, la tercera de esta cabecera nacida en 1991.

Amaníaco renace con ganas y con ilusión. La ilusión de ser una de esas revistas que no encontramos ya en quioscos o en librerías. Nosotros las echamos de menos. Y estamos convencidos de que no somos los únicos.